Un hombre de unos 90 años se pegó un tiro en la cabeza dentro de las oficinas de la ANSES de Mar del Plata ubicadas en la avenida Independencia, ante la mirada atónita del personal y del público que se encontraba presente en el lugar.

El hecho ocurrió pasadas las 10.30 cuando el hombre, al descender a través de la escalera que conduce hacia el primer piso, arrojó su bastón y extrayendo un arma de fuego agradeció a sus sobrinas y dijo “este es mi destino”, indicaron algunos testigos.

El hombre recibió inmediata atención médica y fue trasladado aún con vida al Hospital Interzonal General de Agudos, donde algunas fuentes indicaron que su estado de salud es “grave”.