Un extraño episodio ocurrió en el edificio donde están las radios del Grupo Indalo. En el momento en que la ex presidenta Cristina Kirchner entraba a FM POP para dar una nota a Beto Casella, la Gendarmería Nacional allanó las oficinas.

Según informó el periodista Iván Schargrodsky, el motivo formal del allanamiento es un “requerimiento de información de los accionistas” de la empresa.

El allanamiento se da en un marco de denuncias por evasión fiscal que afronta Cristóbal López y tras el despido de Roberto Navarro, en C5N, en medio de rumores de venta del canal.

Fuente: eldestapeweb