En 2010 Nisman denunció al Juez Bonadio por amenazas de muerte y tareas de inteligencia contra su persona. El miércoles 31 de mayo por la mañana, a través de una nueva maniobra en la justicia, la denuncia de Nisman contra CFK fue a parar al despacho de Bonadio de la mano del hombre de confianza de Lorenzetti. Esa misma noche el Presidente de la Corte Suprema cenó con Bonadio en Recoleta.

En una trama que no tiene nada que envidiarle a las películas de Hollywood, el Juez que Nisman denunció que quería matarlo, será ahora quien investigue la denuncia de Nisman contra CFK. Hoy desde El Disenso te contamos como era la relación entre Nisman y Bonadio, porqué el fallecido fiscal denunció al juez de querer terminar con su vida, y como llegó al despacho de Bonadio la denuncia de Nisman contra CFK.

2010: Nisman denuncia a Bonadio de querer matarlo

De acuerdo a la denuncia registrada en el expediente 8912/10, Nisman da cuenta de información recibida a través de una denuncia anónima en la que se detalla que el Juez Bonadio, el ex comisario de la Metropolitana Jorge “Fino” Palacios, el ex ministro Carlos Corach y su hijo Maximiliano habían participado de reuniones en las que se había hablado sobre la “posibilidad de atentar contra la vida de Nisman“.

La denuncia trabaja sobre la hipótesis de que el Juez Bonadio no solo ayudó al Fino Palacios en cada oportunidad que se le presentó, sino que también encubrió el atentado de la AMIA. En el escrito se remarca la amistad entre el ex comisario y el Juez, quien fue a visitarlo a la Unidad Penitenciaria de Marcos Paz tras haber sido investigado por Nisman por realizar escuchas ilegales a los familiares de las víctimas de la AMIA, hecho que derivó en su procesamiento.

La causa N° 9789/00 en la que se investiga el encubrimiento al atentado de la AMIA estuvo en manos del Juez Bonadio por 5 años, lapso tras el que fue apartado por haberla inmovilizado. Bonadio llego a Juez durante el Menemato y fue denunciado por Domingo Cavallo como uno de los jueces federales que, según el listado que el ex ministro Carlos Corach le detallara en una servilleta, respondía a los deseos del gobierno de turno. Para el Juez Bonadio, activar la causa hubiera significado investigar a dos personas cercanas a él: Corach padre y el ex comisario Fino Palacios. “Unos meses antes de que lo apartaran, Bonadio armó una causa colectora (la N° 10.057/05) para proteger a Corach y al Fino Palacios” explicó hoy la abogada Graciana Peñafort.

Investigación: http://www.eldisenso.com/