El gobierno de Mauricio Macri decidió no otorgar un bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ni un plus para los empleados públicos.

El año pasado, el Gobierno desembolsó más de 5 mil millones de pesos para calmar los ánimos de la CGT, que reclamaba una medida que apacigüe las necesidades de más de 7 millones de beneficiarios de la AUH, jubilados y pensionados que cobran la mínima.

La noticia fue confirmada desde Casa Rosada a Clarín. “Ahora estamos hablando de cómo generar empleo de calidad y no de recomponer el poder adquisitivo como en 2016″, explicaron.