El diputado nacional y secretario general de La Cámpora Andrés ‘Cuervo’ Larroque señaló que “ya no queda ningún tipo de dudas del tipo de modelo que expresa este gobierno”, y que hay que prestarle mucha atención a las preferencias del electorado en el resultado de las últimas eleciones para “pensar cómo ofrecerle un espacio de unidad a la sociedad para que entienda que verdaderamente van a representar lo que plantean cuando van a una campaña electoral”.

En declaraciones al programa Crónica Anunciada de FM La Patriada, Andrés Larroque se refirió los presos políticos de Mauricio Macri, la persecución a los dirigentes sindicales y la necesidad de una unidad del campo popular como oposición firme al ajuste y el modelo económico de Cambiemos.

A partir de la reciente excarcelación de Amado Boudou y en el marco de los numerosos presos políticos del Gobierno, remarcó que “Con lo de Amado comienza a caerse esta trama de prisiones que no siguen el debido proceso, que son efectivizadas a través de la presión combinada de los medios hegemónicos y el Partido Judicial sin atenerse a derecho”.

“El caso de Timerman traspasó un límite en lo que es la sensibilidad de la sociedad, más alla de cómo se piense en términos políticos, y en función de eso el Gobierno debió maniobrar de manera muy rápida y la Cámara cambió su posición”, agregó.

Sobre la persecución hacia los dirigentes gremiales, señaló que el ataque de este Gobierno a las organizaciones en general, y particularmente a las organizaciones sindicales, “tiene la base en la raíz de la concepción política que tiene Cambiemos: un modelo de concentración económica y de ajuste que retrae la economía y busca garantizar las ganancias a traves de la baja del costo laboral y no de consolidar un mercado interno fuerte a través de salarios que garanticen la capacidad de compra del pueblo argentino. Desde raiz necesitan debilitar la organizacion sindical para poder ir por esa baja de lo que ellos denominan el costo salarial”.

Y agregó: “Necesitan apretar a la dirigencia sindical como lo hicieron lamentablemente con los gobernadores para obtener la reforma previsional”.

En el marco del comunicado de La Cámpora sobre el apriete a los dirigentes sindicales, entre quienes se encuentra Hugo Moyano, expresó que “Con Hugo hubo diferencias, pero ahora se están dejando de lado las contradicciones secundarias para poder mirar las cosas que le importan a la gente”.

Para finalizar, analizó la importancia de la unidad del peronismo y todo el campo popular de cara al rol de la oposición frente las políticas de ajuste que implementa el Gobierno de Mauricio Macri: “La Argentina no tiene destino con el plan económico de Macri. La actitud que debe tomar el peronismo y todas las fuerzas políticas que se referencian en el campo popular es de expresar una oposición firme a estas políticas. Ya se acabaron los discursos de inicio del gobierno de Macri de tener cierta paciencia… Ya no queda ningún tipo de duda sobre tipo de modelo que expresa este Gobierno”

Y remarcó: “Lo importante es el electorado y a quién expresa cada dirigente, más allá de su conducta particular. Las expresiones que tuvo Massa respecto de que un océano lo separa de Cristina me parece que no suman y a uno siempre le quedan dudas de si ese océano no se denomina ‘Magnetto’. Aparecen límites que no tienen una explicación muy lógica, me parece que están mas vinculados al apriete del poder que a lo que los mismos integrantes del Frente Renovador quieren, y creo que parte de su base electoral también”.

“Todos los acercamientos y reuniones que se puedan dar en función de frenar estas políticas sumamente agresivas del Gobierno con respecto a nuestro pueblo por supuesto que son bienvenidos. Pero creo que se está dando una unidad en la acción en las líneas intermedias y en las bases y creo que eso definitivamente va a orientar al conjunto de los dirigentes”, concluyó.