Hola, estimado señor presidente. Mi nombre es Fermín Castañeiras. Vivo en la ciudad de Mar del Plata. Soy ciego total de nacimiento y desde hace años cuento con una deficiencia auditiva. Tengo 22 años de edad.

Le escribo con el objetivo de reclamar la devolución de mi pensión. La tuve hasta el invierno del 2016. Me la suspendieron, puesto que en el año 2014 mi madre adquirió un auto, el cual puso a mi nombre, tras vender un vehículo anterior que ella poseía y además haberlo comprado con un crédito que tenía su marido, con quien también vivo.

No sabíamos en ese tiempo que adquirir un vehículo y ponerlo a nombre de una persona con discapacidad se entendería como que dicha persona no padece ninguna discapacidad y se debe retirarle la pensión. Entiendo esta ley, en parte, ya que existe mucha gente que simula tener una discapacidad para sacar más beneficios, tal vez, de los que tiene.

Pero no es justo, una persona que nació con ceguera debe pagar de todas maneras aquel abuso de otros, más aún cuando está estudiando, no disponen en su casa de tanto dinero.

Hemos hecho desde entonces todos los trámites necesarios, hemos declarado, me presenté en todos los lugares que me tuve que presentar. Al final, el resultado hasta hoy, un año y medio después, es que no me devuelven la pensión, que además me corresponde. He hecho trámites y trámites.

En cambio, la única manera de recuperar la pensión es que mi madre pagara una suma de $20000 (pesos) para volver a poner el vehículo a su nombre, dinero que desde luego no tiene. El auto lo usamos para acompañarme ella a estudiar, hacer trámites y cosas importantes para mí, no por haber adquirido un lujo sin más. La universidad donde yo estudio se encuentra muy lejos de mi casa, de forma que por mi cuenta no puedo asistir.

Por eso mi madre adquirió el vehículo y por lo mismo yo ahora reclamo la pensión, siendo que estoy dependiendo de la plata de mi madre, que además es jubilada, y su marido, que son con quienes vivo. Sé que la pensión me corresponde. Me presenté y demostré con pelos y señales cómo soy realmente una persona con ceguera y deficiencia auditiva, para recibir la misma respuesta negativa hasta hoy. Exijo que se haga justicia.

Si luego de escribirle a usted, para finalmente recuperar la pensión debo realizar un último trámite, bien, puedo hacerlo, siempre que no deba pagar grandes sumas de dinero. La pensión es necesaria para mí, para estudiar entre otras cosas importantes, no para gastar en cosas innecesarias

Un cordial saludo y de antemano le agradezco su atención.

Fermín castañeiras

Firma la petición:  https://www.change.org/p/que-le-devulevan-la-pensi%C3%B3n-de-discapacidad-a-fermin-ciego-de-nacimiento-y-sordo