El conflicto que mantienen los trabajadores municipales de Rauch con el municipio registró una escalada, luego de la retención de tareas que dispuso el sindicato horas atrás.

La medida de fuerza, convocada por ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales, es por la falta de acuerdo con el Ejecutivo que conduce Maximiliano Suescun (Cambiemos).

Como respuesta, el jefe comunal radical amenazó a los empleados comunales con descontar el día y el presentismo, por lo cual los gremios decidieron convocar a un paro por 24 horas, que se cumple el día de hoy.

La mañana transcurre con presencia de manifestantes a las puertas del Palacio municipal, donde algunos quemaron cubiertas, en rechazo al anuncio del alcalde de entregar, sin acuerdo con los trabajadores, un aumento de 1.400 pesos remunerativos a las categorías 6 a 25, considerado insuficiente.

“El miércoles decidimos levantar el quite de colaboración porque cayó muy mal el discurso del intendente. Estuvimos recorriendo todos los sectores y la gente estaba molesta por la decisión de descontar el día de trabajo. Entonces, tras consultar en cada lugar, se decidió hacer el paro”, aseguró Maximiliano Rattiguen, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rauch.

 

FUente: La Tecla