Un periodista Ari Lijalad publicó en su cuenta de twitter “Lo bueno es que ahora entrás a Clarín y te ofrecen hospedarte en el hotel de Vandenbroele”. El establecimiento se hizo con fondos que le pidió al programa de Testigos Protegidos gracias a su declaración contra Amado Boudou. 

Según contó el periodista Ari Lijalad, Vandenbroele pidió (y el gobierno de Macri le concedió) fondos con el objetivo de impulsar un emprendimiento hotelero en la provincia de Mendoza, donde fue localizado como parte del Programa de Testigos Protegidos (pese a que era parte del supuesto entramado criminal) y tras su declaración en el juicio por la venta de la ex Ciccone en donde el TOF4 condenó a Amado Boudou a 5 años y 10 meses de prisión.